Página:  1 - 2 - 3


¿Cómo se realiza el examen?
Se le pide a la paciente acostarse sobre la espalda con los pies en los estribos de la mesa de exploración ginecológica; se le introduce un espéculo (un instrumento usado para mantener abierta la vagina y poder visualizar y examinar el cuello uterino.) Se le aplica al cuello uterino una solución química (ácido acético) para retirar el moco que recubre la superficie y ayudar a resaltar las áreas anormales. Se ubica el colposcopio en la abertura de la vagina y examina extensamente el área e incluso se pueden tomar fotografías. Si el médico lo considera necesario dirigido por lo que observa a través del colposcopio puede tomar una muestra del tejido para biopsia.

¿Quién debe realizarse la coloposcopía?

  1. Toda mujer que haya iniciado relaciones sexuales.
  2. Pacientes con resultado de Papanicolaou anormal (presencia de displasia o NIC).
  3. Control de pacientes con antecedentes de infección por virus del papiloma humano o cáncer.
  4. Pacientes con sangrado transvaginal anormal.
  5. Pacientes con flujo vaginal que no se cura con tratamientos usuales.
  6. Presencia de lesiones externas verrugas, condilomas, úlceras, excoriaciones.
  7. Como estudio previo a la realización de operaciones de útero.

Preparación para el Examen
No requiere ninguna preparación especial. Es recomendable el vaciamiento de la vejiga y el intestino previamente al examen. No se deben practicar duchas vaginales, ni tener relaciones sexuales durante 24 horas anteriores al examen.

Interpretación de la colposcopía
Si no se encuentra nada anormal al colposcopio, lo que se haga a continuación dependerá del resultado de citología. El médico o la enfermera se lo explicarán.

Si se encuentra alguna anormalidad a la colposcopia, se obtiene una pequeña muestra del área anormal (biopsia) para precisar si requiere tratamiento o no. A veces, si usted fue enviada a colposcopia por presentar en la citología de cuello de útero cambios moderados o severos (lesión de alto grado), le pueden proponer un tratamiento inmediato. Algunas mujeres lo prefieren porque resuelven el tratamiento con rapidez.

 

 


   
 

Colposcopio, es una especie de microscopio o lente de aumento que permite visualizar a mayor tamaño los tejidos y que sirve para detectar lesiones tanto benignas como malignas a nivel de cuello, vagina, vulva, etc.

Colposcopia, este procedimiento permite realizar con mayor exactitud y seguridad la prueba de Papanicolaou o toma de biopsias ante la presencia de lesiones sospechosas en el cuello uterino. La colposcopia no provoca dolor ni sangrado, se realiza en pocos minutos, es seguro, no requiere hospitalización y terminado el estudio, la paciente puede regresar a casa.

Biopsia, procedimiento quirúrgico menor en el que se atrae una pequeña porción de tejido para posteriormente examinarlo bajo el microscopio en un laboratorio.

Cuello uterino, El extremo inferior y más estrecho del útero ubicado encima de la vagina.

Espéculo, instrumento que se usa para separar las paredes de la vagina para poder ver el cuello uterino.

Pólipos, tumores benignos (no cancerosos) que se desarrollan en el tejido membranoso, como en el revestimiento dentro del útero.

Vagina, estructura en forma de tubo rodeada por músculos y ubicada desde el útero hasta la parte externa del cuerpo que también se denomina canal de parto.

 

     
       
       
       
       
   

 

 

         
   
    Página:  1 - 2 - 3
     
Subir al principio