Página:  1 - 2


¿Existen contradicciones?
En tumores uterinos grandes, (>8cm), alguna patología crónica de base o si la paciente tiene alguna limitación  crónica del flujo aéreo. Personas fumadoras crónicas, pacientes muy obesas o pacientes con inmunodeficiencia.

¿Qué anestesia se utiliza?
Anestesia General

¿Se requiere una preparación previa?
La paciente debe estar en ayuno y haber ingerido un laxante el día anterior para tener los intestinos vacíos y así poder permitir una mejor visualización  de la pelvis. Si la paciente será sometida a una cirugía donde es probable o se sabe de antemano que se abrirá la vagina (histerectomías por ejemplo), entonces adicionalmente deberá utilizar óvulos vaginales los tres días previos a la cirugía para evitar una infección ascendente, es decir, desde la vagina a la pelvis.

 

LA INTERVENCIÓN

¿Cómo se podría explicar el procedimiento?
La paciente se ubica en la mesa quirúrgica con el cuerpo inclinado (con la cabeza más baja que el resto del cuerpo), esto con la finalidad de que el intestino salga de la pelvis y se ubique hacia arriba hacia el diafragma, liberando espacio para practicar la cirugía.
Una vez “dormida” la paciente, se prepara el campo operatorio. Cabe mencionar que existen dos tiempos en toda cirugía laparoscópica ginecológica: Tiempo vaginal y tiempo abdominal.

¿En qué consiste el tiempo vaginal?
El ginecólogo realiza un aseo de la vagina y posteriormente se introduce una sonda por la uretra, la que permanecerá en la vejiga durante toda la cirugía, y que dependiendo del tipo de cirugía se extraerá en el posoperatorio inmediato o permanecerá hasta el día siguiente.

Una vez puesta la sonda vesical, se introduce un manipulador uterino, que permite durante la cirugía, desplazar y movilizar el útero hacia donde se necesite.

 


   
 

¿Y el tiempo abdominal?
Finalizado el tiempo vagina se inicia el tiempo abdominal con una incisión por dentro del ombligo de 1 cm de longitud. Tal incisión permitirá introducir una aguja de Verres (especial para introducir el CO2), ésta es conectada por una manguera de silicona estéril al insuflador, equipo computarizado que introduce el CO2 al abdomen. El gas entra a una presión y flujo previamente establecido por el cirujano con la finalidad de distenderlo y crear una cavidad amplia que separa la pared abdominal de los intestinos, de esa manera se puede tener el espacio suficiente para realizar los movimientos con los instrumentos dentro del abdomen y poder operar.

 

EL EQUIPO

El equipo para realizar la cirugía laparoscópica ginecológica o la abdominal está compuesto por:

  • Insuflador de CO2
    • Equipo computarizado que permite introducir CO2 al abdomen del paciente a una presión y flujo conocidos. Dispone de diferentes pantallas digitales que muestran las presiones y los flujos que se están usando.
  • Fuente de Luz
    • Equipo que permite generar un haz luminoso que se transmite por una fibra óptica, la que se conecta al laparoscopio, que tiene forma de tubo. Estos tienen habitualmente visión de cero grados o treinta grados, los más usados son los de cero grados. Existen diferentes tipos de luz, las más utilizadas son las de xenón.
  • Fuente de la cámara de video
    • Equipo al cual se conecta la cámara de video que está ubicada en el extremo proximal del laparoscopio para transmitir la imagen a un monitor, permite graduar los colores, brillo, nitidez de la imagen y tiene zoom.
  • Sistema de grabación
    • Hoy en día se utiliza el DVD, de modo que las cirugías se pueden grabar para su posterior evaluación.
  • Fuente de energía
    • Este equipo permite generar corriente mono o bipolar, la que se transmite a los instrumentos como tijeras o pinzas de coagulación, dotándolos de energía para realizar tanto coagulación como corte de tejidos y estructuras.
     
       
       
       
       
   

 

         
   
    Página:  1 - 2
     
Subir al principio