Página:  1 - 2


Ventajas de la vaporización con láser de las lesiones del cuello uterino

  • La paciente no sufre molestias
  • No necesita analgesia o anestesia
  • Ausencia de adherencias
  • Se realiza en forma ambulatoria
  • Escasa taza de complicaciones y secuelas post-tratamiento
  • Cicatrización rápida con nueva unión escarmo-columnar visible al colposcopio
  • Sin efecto sobre la fertilidad y competencia cervical

Bajo índice de recidivas
Identificación precoz de enfermedad persistente
Posibilidad de nuevo tratamiento ambulatorio cuando sea requerido

 

ENDOMETRIOSIS
La endometriosis es una enfermedad muy frecuente causada por la aparición de tejido endometrial que normalmente recubre únicamente la cavidad del útero (endo=dentro, metrium=madre) en sitios y órganos vecinos. Este tejido localizado fuera de su sitio normal, tiene la propiedad de responder a los estímulos de las hormonas ováricas y de desprenderse cíclicamente coincidiendo con la menstruación. La consecuencia será la aparición de síntomas y molestias en el órgano afectado y la acumulación de material menstrual sin posibilidad de salir al exterior. La endometriosis es una enfermedad fundamentalmente pelviana, aunque en algunos casos excepcionales el tejido virtualmente se puede encontrar en cualquier órgano de la mujer.

Wheeler estima que un 10% de las mujeres en edad reproductiva padecen la enfermedad. Si tenemos en cuenta que las mujeres en estudio de esterilidad, la incidencia de la enfermedad es mucho más alta, así como en mujeres con molestias pélvicas. Las técnicas que se emplean para su diagnóstico condicionan el número de casos diagnosticados: por ecografía solo se diagnostican los casos que se acompañan de quistes o tumoraciones llamados “endometriomas”, pero si se utiliza la laparoscopia se pueden diagnosticar muchos casos que no se detectan por ecografía y sin embargo pueden cursar con dolor o molestias imprecisas en la pelvis.

La endometriosis puede permanecer asintomática. Su aparición está determinada en gran medida por el sitio en el cual está localizado el tejido anormal, llegando a producir molestias muy severas en la pelvis, limitación funcional, cambios de carácter, molestias con las relaciones sexuales, e incluso limitación en la actividad física. Los ovarios son el sitio en el cual se asienta la enfermedad con más frecuencia, seguido por el peritoneo y la cara posterior del útero.

El síntoma típico de la endometriosis es el dolor pelviano con la menstruación y/o inmediatamente antes de la misma. Cada vez que la mujer menstrua, los tejidos anormales (los puntos o focos de endometriosis) sufren los mismos cambios que la mucosa endometrial normal en órganos que no están preparados para ello. En ocasiones este material menstrual forma tumoraciones muy voluminosas, los llamados “quistes de chocolate” por el típico aspecto del material retenido, que cursan con pocas molestias clínicas, mientras que casos con puntos microscópicos presentan unos dolores muy intensos con la menstruación, las relaciones sexuales e incluso sin motivo desencadenante. En los casos sin molestias ni síntomas, las tumoraciones se detectan por casualidad en la exploración ginecológica o al realizar una ecografía. La esterilidad es una situación frecuente asociada a la presencia de endometriosis.

La econosonografía, y sobre todo la laparoscopia, permiten una exploración meticulosa de la pelvis y cavidad abdominal para buscar los posibles focos endometriósicos. La laparoscopia nos da el diagnóstico cierto y en ese mismo acto quirúrgico  y en ese mismo acto quirúrgico se pueden liberar las adherencias y extirpar los endometrionas. 
Para eliminar el tejido endometrial fijado anormalmente en otros órganos, puede utilizarse un electrocauterio bipolar. Esta herramienta actúa como una pinza térmica, cuyo efecto no se limita a la zona lesionada sino que transmite calor que daña estructuras vecinas.

El láser de CO2, es una herramienta de alta precisión que permite vaporizar y cortar respetando los tejidos vecinos, reduciendo así el daño quirúrgico, lo que da lugar a una recuperación posoperatoria más rápida y menos dolorosa.

 


   
 

 

CIRUGÍA LAPAROSCÓPICA DE OVARIOS, TROMPAS Y ÚTERO
La fimbrioplastía, la salpingostomía y la cirugía de la endometriosis son los tratamientos que más se benefician de la tecnología láser debido a la escasa penetración y alto poder de vaporización del láser de CO2. El láser puede ser utilizado como bisturí de luz. Permite acceder y localizar los tejidos lesionados con suma facilidad, llegando a sitios inaccesibles por otros métodos. El alto poder de vaporización y corte, la preservación anatómica y funcional, y la escasa penetración destructiva en los tejidos adyacentes constituyen una ventaja frente a tratamientos tradicionales.

 

REGENERACIÓN VAGINAL
Rejuvenecimiento vaginal. Las técnicas dirigidas la rejuvenecimiento o regeneración de la pared vaginal han tenido mucha repercusión para solucionar problemas antes escondidos por las mujeres, cómo la pérdida de satisfacción durante el acto sexual y la incontinencia urinaria. La causa principal de este Síndrome de Degeneración Vaginal son los embarazos y partos por vía natural. Son etapas en las que se producen cambios en los tejidos de la madre (piel, ligamentos, músculos, etc.), que pueden afectar el suelo pélvico, lo que se traduce en molestias como sensación de peso o bulto genital, pérdida de orina, humedad genital crónica y sensación de amplitud vaginal. Las técnicas modernas desaconsejan el uso de la cirugía y ofrecen alternativas de reconstrucción vaginal que permite la solución satisfactoria a estos problemas. La técnica láser de regeneración vaginal consiste en estimular la creación de fibroblastos y ácido hialurónico en el tejido que conforma la pared vaginal. Estos elementos fortalecen la estructura de la pared, aumenta el tono y el grosor de la mucosa y contribuye al fortalecimiento del suelo pélvico. El tratamiento es ambulatorio y se realiza en 15 minutos. Es indoloro en la mayoría de los casos y en los productos una leve molestia. Se realizan dos sesiones espaciadas seis semanas. Los resultados son relevantes y las pacientes mejoran su sensibilidad sexual y reducen sus pequeños problemas de incontinencia urinaria.

     
       
       
       
       
   

 

 

         
   
    Página:  1 - 2
     
Subir al principio